Imagen de

El poder del desapego emocional ¿Cómo conseguir tener desapego?

El apego y el desapego son dos temas muy interesantes desde el punto de vista de la psicología y la mente humana. Hablamos de dos sentimientos o conductas que marcan mucho cómo somos y cómo nos relacionamos con el mundo exterior. Podríamos decir que el apego es un estado emocional de dependencia hacia algo o alguien, o incluso hacia una situación. Mientras que el desapego es prácticamente lo contrario, aunque con matices. 

Hoy vamos a hablar desde las consultas de Cábala analítica online del desapego. De la visión Budista del apego y de cómo nos afecta tener mucho apego hacia las cosas o personas que nos rodean. ¿Es bueno o es malo el apego? Hoy hablaremos sobre ello desde el punto de vista de la Cábala y el Budismo.

Próximos cursos verano 2021

¿Qué es el apego? ¿Es bueno tener apego hacia las cosas o las personas? 

Antes de hablar de desapego es importante entender también qué es el apego. El apego puede definirse de muchas formas, aunque todas ellas vienen a decir algo similar. Una de las primeras personas que definió el apego fue el psicólogo John Bowlby. Para este profesional la conducta del apego es importante porque tiene dos funciones muy importantes y básicas: 

  • Función biológica. El apego es importante en la infancia porque nos ofrece bienestar y nos ayuda a crecer emocionalmente más sanos y seguros.
  • Función psicológica. Nos aporta seguridad, en la etapa adulta o en cualquier momento de nuestra vida. 

Cuando hablamos de que el apego es importante en la infancia nos referimos siempre a la protección por parte de los progenitores o cuidadores de un niño o niña, que es muy importante para que este crezca sano mentalmente. Aunque siempre sin exceso, pues un exceso de apego o protección puede general todo lo contrario. Las relaciones tóxicas que generan un mal apego no son buenas ni en la infancia ni en la etapa adulta. Generan dependencia emocional. 

el apego en la infancia

El apego en el Budismo y la Cábala 

En el budismo el apego es una emoción que nos produce una alta sobrestima de las cualidades de una cosa o una persona. Creemos que apegándonos a una persona o a una cosa tendremos más seguridad, las hacemos necesarias y esenciales para nosotros y no hacemos dependientes de ellas. Pero en parte la culpa la tiene el marketing moderno que nos hace creer que necesitamos cada vez más cosas para ser felices. Y el apego a una persona o a una cosa puede llevarnos al error de pensar que es imprescindible en mi vida, que no puedo vivir sin ello. Recordemos la ley de la impermanencia Budista, la que nos explica que todo cambia y que nada permanece. Para ello no se puede tener apego a nada. 

Teniendo todo esto en cuenta podemos pensar que el apego es malo, y lo puede ser. Pero nada es blanco o negro. El apego es importante para crecer de forma saludable, para nutrirnos emocionalmente. Pero el apego debe ir dando paso al desapego con los años para tener una buena salud emocional y mental. De lo contrario si llegamos a la etapa adulta dependiendo mucho de nuestros progenitores, por ejemplo, no nos sentiremos seguros nunca de nada de lo que hacemos. Y además cuando los perdamos sufriremos mucho. Recordemos que nada dura para siempre y cuando nos aferramos a algo y lo perdemos esto nos causa mucho sufrimiento. 

¿Qué es el desapego?

El desapego no es sinónimo de ser egoísta. No se trata de pensar únicamente en uno mismo y ser un “ermitaño”. Recordemos esa carta de la Cábala analítica, ese arquetipo o arcano mayor del tarot que nos habla del ermitaño – Hidra. Pero no se trata de eso, no es ser egoístas en absoluto. No implica tener que romper vínculos con nuestra familia y seres queridos y encerrarnos en una cueva. Tampoco significa dejar de tener objetivos y vivir sin un propósito o sentido. NO, tampoco es eso. 

Es posible, por ejemplo, querer mejorar en nuestro ámbito laboral. Desear tener un trabajo mejor del que tengo. Pero al mismo tiempo valorar el que tengo en este momento y entender que aunque me gustaría tener un trabajo mejor no lo necesito para vivir y ser feliz. Agradecer la suerte de tener un trabajo es bueno para nuestro bienestar emocional. Recuerda que hablamos de ello en una noticia anteriormente, sobre cómo lograr la transformación en el trabajo y ser feliz

El desapego es eso. Seguir teniendo metas, seguir amando a la gente pero siempre siendo conscientes de que no es lo único importante y de que todo ello no es imprescindible para que seamos felices. En nuestras relaciones personales el desapego es la clave para nuestro bienestar emocional.

Consejos para practicar el desapego emocional y ser feliz 

Cuando logramos tener un desapego emocional somos más felices y vivimos más plenamente. Somos más capaces de apreciar lo que tenemos y podemos involucrarnos mejor en las relaciones con otras personas, de una forma mucho más sana y equilibrada. A continuación queremos explicarte algunos de los pasos básicos que debes seguir para practicar el desapego emocional. 

Recuerda que las consultas de Cábala online o la formación en línea sobre Cábala analítica pueden ayudarte mucho a ser más consciente de tus apegos. De las relaciones tóxicas que existen a tu alrededor. La Cábala te ayuda a lograr el desapego emocional y a alcanzar equilibrio en tu interior y los consejos que te damos a continuación son generales, pero cada uno ha de investigar en su propio ser. A través de la Cábala, la meditación o el autoconocimiento personal.

relaciones toxicas y apego

Vive aceptando el momento presente – Vive el ahora 

La meditación o el Yoga Tibetano nos ayuda mucho en este sentido. Es importante vivir aceptando el momento presente y dejar de vivir pensando siempre en qué vamos a hacer mañana o lo bien que lo pasamos el año pasado… lamentándonos porque esos momentos no van a volver. Recordemos que todo es pasajero y nada permanece, no vale la pena lamentarse a cada rato. 

El pasado puede generar tristeza y el futuro causa ansiedad. El momento es ahora.

Acepta que las cosas son así, aunque busques mejorar en la vida no te lamentes por tu situación actual en cada momento. Es la que tienes y tienes que saber disfrutar de ella en la medida de lo posible. Porque es lo único cierto en este momento. 

Practica el agradecimiento 

En relación con el punto anterior. Cuando nuestra mente solo está pensando en el futuro y en ese coche más grande que queremos tener, en esa casa mejor que ansiamos comprar… Entonces se nos está escapando algo esencial. Agradecer a la vida por todo lo que ya tenemos. Aunque sea un coche viejito y un piso pequeño. Y entonces, de repente, habrá pasado nuestra vida y nos habremos dado cuenta de que no la hemos valorado ni disfrutado.

Cuando nos aferramos a la vida y a las cosas que no tenemos convirtiéndolas el centro de nuestro mundo somos más infelices. Podemos tener objetivos, por supuesto, pero sin perder el norte y el valor de lo que ya tenemos. 

Cuida de ti mismo – Practica el amor propio

Volvemos a recordar que no se trata de ser egoístas. Consiste en ser conscientes de que nosotros mismos somos los artífices de nuestra vida. Nadie puede cuidar de nosotros mismos más que nosotros. Nadie nos retirará las piedras del camino, debemos hacerlo nosotros.

Nuestra vida es personal e intransferible. Nosotros tenemos las riendas y podemos tomarlas para generar un cambio y para ser felices. No esperes a que los demás lo haga por ti. Todo lo que necesitas para ser feliz ya lo tienes, está dentro de ti. No busques fuera.

Noticias relacionadas con: El poder del desapego emocional ¿Cómo conseguir tener desapego?

image description
Equipo Tu árbol de Vida

CONSULTAS DE CÁBALA ANALÍTICA Y CLASES DE YOGA ONLINE: A través de diferentes herramientas te ayudamos a tener consciencia plena de todos los elementos que te rodean, aportando claridad mental y técnicas que te ayudarán a disolver los obstáculos en tu camino.

Contactar por Whatsapp